Extraño verano 2021 en Atos Spain

El pasado 5 de julio, por requerimiento de la empresa, se suponía que toda la plantilla de Atos Spain debía volver a las oficinas. Sin embargo, la realidad ha sido que, lejos de seguir un plan organizado, uniforme y que respetara la igualdad de trato que sería deseable para toda la plantilla, se han producido diferentes situaciones:

  • Personas exentas de acudir a las oficinas: se ha aplicado a más del 90% de la plantilla y con retorno previsto para el 1 de septiembre. Curiosamente la dirección indicó que esto dependía de cada mánager. ¿Se han puesto todos de acuerdo a la vez en cuestión de horas? Es difícil de creer, aunque por supuesto aplaudimos la medida que debía haber sido aplicada al 100%.
  • Teletrabajo: tras unas negociaciones repletas de “líneas rojas” y múltiples imposiciones por parte de la empresa, tan solo el sindicato UGT firmó un acuerdo por debajo del Real Decreto Ley, lo cual ya da una idea de que ese acuerdo no era aceptable. Lo que puede provocar este acuerdo, es dejar de forma caprichosa a la plantilla en manos de la dirección, convirtiendo el teletrabajo en un sistema de premio y castigo, es decir “hoy te lo concedo, pero o haces todo lo que yo digo o te le quito”.
  • Discriminación al Bench/centro de capacitación y puntualmente a algunas personas de otras áreas: valga como ejemplo la oficina de Albarracin 25 a la que tan solo han tenido que acudir diariamente un total de unas 20/30 personas, sobran los comentarios.

Pero como en la vida siempre hay que superarse, pues ahora faltaba la guinda del pastel, que no es otra que el retorno a las oficinas en septiembre.

Como ya os anticipábamos ayer, la incertidumbre es absoluta, las consultas múltiples y la preocupación máxima.

No queda otra opción que esperar al día 24, pero la pregunta es ¿se puede hacer peor?