Vuelta al cole…

El lunes 3 de agosto la empresa reunió a los delegados de prevención para informar de la vuelta a los edificios de Atos.

La vuelta será a partir del día 1 de septiembre, y se realizará en dos fases:

La fase 1 en la que volverá un máximo del 60% del personal interno. La fase empezaría el 1 de septiembre. Para todos los centros.

Según la información que nos transmitió ayer verbalmente la empresa, estarían excluidos de la vuelta en la fase 1 los siguientes colectivos:

  • Personal que está en ERTE
  • Personal de baja médica
  • Mayores de 52 años
  • Personal de Bench

RR.HH. nos ha indicado que en unos días, sin especificar con que antelación, se le comunicará a la gente que tiene que volver.

La fase 2 en la que se reincorporará el 100% aún no tiene fecha definida.

Todas estas fechas dependerán de cómo evolucione la pandemia y de si hay cambios en los Reales Decretos y normativas que los gobiernos centrales y autonómicos vayan publicando.

De momento no tenemos mucha mas información, hemos recibido el borrador del protocolo de vuelta a los edificios y lo estamos estudiando para ver si todo es correcto. En cuanto tengamos más información os informaremos.

NOTA: Lo que si hemos detectado en una primera lectura del borrador es que los criterios de exclusión no coinciden con los que nos han indicado en la reunión.

La comedia del verano: Complemento ERTE

Lamentablemente, de todas las irregularidades cometidas por RRHH de atos Spain en el proceso del ERTE nos sorprende la última, que va contra sus propias palabras y de la que ya os hemos informado. Como decía un famoso cómico, “a más a más”.

En la comunicación de salida/reducción de jornada del ERTE, la empresa informaba a las personas afectadas de que:

En el supuesto que algún trabajador haya estado en situación de Incapacidad Temporal u otra situación de suspensión del contrato o reducción de jornada (al amparo del artículo 37.6 del Estatuto de los Trabajadores), se considerarán los importes que hubiera percibido en los conceptos señalados de no estar en dicha situación.

Y subrayamos el “haya estado” ya que en ningún sitio se indica que esta situación solo es aplicable para los que estuvieran en reducción de jornada el minuto anterior a la comunicación del ERTE. No hay que ir a ninguna academia de lengua para saber que significa “haya estado”.

Pues bien, una vez hemos puesto en conocimiento de la empresa esta situación nos hemos encontrado con una salida por la tangente más propia de Groucho Marx y sus principios “flexibles” que de alguien que ha razonado la respuesta. Parece que la cosa va de cómicos, aunque para nosotros tiene muy poca gracia.

Os reproducimos el intento de excusa de RR.HH y os invitamos a descubrir dónde decían eso de “Marzo de 2020” que escriben en su respuesta:

“En relación con el complemento a la prestación de desempleo que abona la empresa a aquellos trabajadores afectados tanto por la suspensión del contrato como por la reducción temporal de jornada como consecuencia del ERTE y en concreto respecto de los trabajadores que tenían una reducción de jornada al amparo de lo establecido en el art. 37.6 del ET, el complemento a la prestación de desempleo hasta alcanzar el porcentaje del 82% resulta calculado tomando como referencia el salario de reducción de jornada que tenía antes del ERTE, salvo que dicha reducción se hubiera producido en el mes de marzo de 2020, toda vez que el salario tenido en cuenta en cualquier caso para el complemento es el salario de ese mes.   

Por lo que el salario de referencia utilizado en su caso para el cálculo del complemento es correcto.”

Conclusión: “Estos son mis principios y si no le gustan, tengo otros

Vestimenta pasarela Atos

Como ya os indicamos la empresa nos entregó un documento con el nuevo código de vestimenta que pretendían implementar en Atos y que sorprendentemente nos presentaron en plena situación de confinamiento.

La mayoría de la RLT se niega a asumir dichas exigencias, cuando la empresa ni aporta nada económicamente, ni sube el sueldo a buena parte de la plantilla desde 2008 y ahora encima tenemos un ERTE que afecta a 393 personas.

¿Le pedimos a una persona afectada por el ERTE y cobrando un 82% casi seis meses que encima haga un desembolso económico en ropa? ¿le quitamos a cada persona su estilo personal?…

Lo que queda claro es que no vamos a aceptar ni imposiciones ni sanciones al respecto, dado que lo único que indica nuestro convenio colectivo es que será motivo de sanción leve la “Falta de aseo y limpieza personal”

No obstante, la empresa ya ha publicado el código de vestimenta, por lo que estaremos pendientes de su aplicación.

Formación sobre el retorno a los edificios de Atos

Una vez hemos asistido al curso de formación de retorno a los edificios de Atos que se impartió ayer, 16 de julio tenemos varias cosas que contaros.

Problemas técnicos aparte, por falta de previsión, que impidieron que asistiera todo el personal convocado, solo 300 conexiones de unas 1300 previstas, la formación consistió en una recopilación de los criterios y recomendaciones del Ministerio de Sanidad para garantizar la salud de la plantilla. Si bien no está de más refrescar esta información, en principio conocida por todos y todas, se ha echado en falta una explicación de lo que va a ser, en la práctica, esa vuelta a los edificios de Atos.

No se ha explicado cómo va a ser el acceso a los edificios porque aún no se sabe, no se ha hablado de cómo se van a utilizar las zonas comunes (comedor y zonas de máquinas de café), porque aún no se sabe lo que se va a hacer con ellas. No se sabe dónde se van a colocar las papeleras con pedal para desechar el material de protección usado.

Se habló de que hay que cumplir las normas indicadas por la empresa, cuando no se sabe cuáles son esas normas, pendientes de un protocolo que llevamos semanas esperando.

Se indicó que hay que evitar las aglomeraciones en el transporte público, recomendando el uso del transporte privado ¿van a facilitar plazas de aparcamiento gratuitas? ¿Qué va a pasar cuando tenga que dejar pasar varios trenes o autobuses para evitarlas y llegue tarde?.

Sólo se dejó claro que los puestos de trabajo que se puedan utilizar estarán marcados en verde, y que se debe reservar el sitio a través de una aplicación, en la que se firma una declaración de responsabilidad en la que a día de hoy estamos totalmente en contra, puesto que no está nada clara, en teoría la empresa la está cambiando, pero no sabemos si está teniendo en cuenta alguna de las recomendaciones de la Representación Legal de los Trabajadores, puesto que no nos han respondido a las mismas.

En resumen, una formación que no entendemos por qué se ha dado tan precipitadamente, si aún está todo por definir. Además, se debe firmar un certificado de que se ha recibido el curso en el que “certificas” que has recibido la formación de vuelta a los edificios cuando realmente es incompleta.

Por todo esto os recomendamos no firmar dicho certificado.