Última reunión de seguimiento retorno oficinas y sorpresa final

El pasado 14 de octubre mantuvimos la que será la última reunión de seguimiento, a decisión de la empresa, del plan de retorno a las oficinas. A partir de ahora este tema se tratará en las reuniones periódicas del CSSL. 

La empresa nos trasladó el índice de asistencia a los distintos centros de trabajo. Si bien durante todo el mes de septiembre dicho índice fue en aumento hasta superar las 250 personas en algunos días en toda España, lo cierto es que durante el mes de octubre apenas se ha llegado a picos de 100.

La dirección de la empresa nos ha trasladado que, dadas las circunstancias sanitarias de Cataluña, en breve informarán a la plantilla de “la voluntariedad” para ir a las oficinas, salvo en aquellos casos en los que la jefatura del proyecto indique expresamente la necesidad del trabajo presencial.

Respecto al edificio de Santander, ya está operativo y el equipo de prevención ha hecho una revisión donde no se han encontrado incidencias iniciales, aunque por el momento no ha asistido nadie a trabajar de manera presencial y la empresa no tiene intención de convocarles.

Por otro lado, la dirección nos leyó, a modo informativo, el comunicado que el mismo 14 de octubre por la tarde envió a todos los trabajadores y trabajadoras. Por supuesto el contenido, difería mucho de nuestra solicitud en reuniones anteriores, y a nuestro parecer, se limita a quitarse toda responsabilidad en cuanto a las condiciones en las estamos teletrabajando, así como se exime de abonar cualquier importe de gastos que dicho teletrabajo nos pudiera ocasionar.

Por último, nos trasladaron su intención de abrir dos mesas de negociación, una para tratar las condiciones de Teletrabajo y para nuestra sorpresa, otra para lo que denominaron “futuras medias de ajuste de plantilla”. Desconocemos los plazos y las intenciones reales que maneja la dirección.

Reclamaciones al SEPE, más información

Como ya os dijimos en nuestro post, continúan las incidencias con la gestión que se hace entre la empresa y el SEPE, lo que está provocando que algunas personas afectadas por el ERTE no cobren su prestación o sigan sin percibir las cantidades que realmente les corresponden por sus circunstancias personales.

Pese a haberle solicitado a la empresa una reunión para tratar este asunto, la dirección de RRHH, en su más absoluta soberbia, se niega a mantener dicha reunión. Alegan que por no ser firmantes del ERTE, no tienen por qué reunirse con nadie, olvidándose de que, las siglas “RLT” significan: “Representación Legal de los Trabajadores”, y en estas circunstancias, con o sin firma, seguimos representando a la plantilla.

Aún a pesar de que RRHH presume de existir un canal de comunicación para tratar estas incidencias, sabemos hay personas que llevan más de tres semanas esperando una solución y en algunos casos sin cobrar un euro. La solución que nos da la dirección es que, les enviemos un email…

En cuanto al canal de comunicación para reclamaciones en el SEPE que os facilitamos en nuestro post más arriba mencionado, gracias a la información que algunas de las personas afectadas nos proporcionáis, podemos trasladaros nuevos datos:

Si tu problema es que el SEPE no ha tenido en cuenta el número de hijos e hijas que tienes para calcular tu prestación, y has decidido acudir a las instalaciones de la Dirección Provincial del SEPE  para entregar en Registro tu reclamación, no olvides llevar el original y copia del libro de familia.

Desde estas líneas queremos agradecer a las personas que nos vais informando de estas novedades, para que podamos compartirlas en nuestro blog.

Covid y vuelta a la “nueva normalidad” con la segunda oleada en toda Europa en marcha

Desde que en el mes de agosto la empresa anunciara su intención de volver a lo que llamaron “nueva normalidad”, obligando a retornar a los centros de trabajo al 38% de la plantilla (con un máximo del 60%), nos hemos cansado de decirles por activa y por pasiva que considerábamos esta medida del todo precipitada, cuando ya en periodo estival los casos de contagios iban en aumento. Pero la empresa insistió en que su política es de ir incorporando a más personas de manera escalonada.

Con todo esto sobre la mesa y la noticia, desde principios de la semana pasada de que la Comunidad de Madrid pensaba tomar medidas de restricción que anunciarían el viernes, la dirección de la compañía ha esperado a la madrugada del viernes al sábado, ya fuera del horario laboral y en fin de semana, para notificar, de una manera bastante confusa, el cierre total de algunas sedes de Madrid y parcialmente otras. A estas alturas, no queda claro si, debemos ir presencialmente a trabajar, si es nuestro jefe quien nos tiene que decir si vamos, ¿hay que ir o no hay que ir? Y, ¿Quién tiene que ir en base a qué?.

Vamos a trasladarle estas dudas a la empresa y os informaremos tan pronto recibamos respuesta.

Pero a toda la plantilla de la compañía le surge la misma duda, ¿va a esperar la empresa a que otros gobiernos autonómicos informen de lo evidente, para que Atos reconozca que se ha precipitado y que retornar al trabajo presencial supone poner en riesgo a la plantilla?

Según noticia de la CNN del 17 de septiembre:

“Europa experimenta un rebrote del covid-19, según la Organización Mundial de la Salud. La semana pasada el conteo de pacientes llegó a los 300.000 y las cifras de contagios semanales muestran un porcentaje mayor al punto máximo alcanzado cuando la pandemia estaba en su peor momento. La OMS afirma que la situación en el viejo continente es «grave».”

¿No es suficiente para la dirección esta realidad? Lo cierto es que el gobierno sigue manteniendo su recomendación de teletrabajar, ¿acaso esta recomendación no es suficiente?

Por nuestra parte, volveremos a insistirle a la empresa en que reconsidere su postura y mantenga la preferencia de teletrabajo, dejando de lado esa “vuelta a la normalidad” que desafortunadamente, hoy está muy lejos de existir.

La comedia del verano: Complemento ERTE

Lamentablemente, de todas las irregularidades cometidas por RRHH de atos Spain en el proceso del ERTE nos sorprende la última, que va contra sus propias palabras y de la que ya os hemos informado. Como decía un famoso cómico, “a más a más”.

En la comunicación de salida/reducción de jornada del ERTE, la empresa informaba a las personas afectadas de que:

En el supuesto que algún trabajador haya estado en situación de Incapacidad Temporal u otra situación de suspensión del contrato o reducción de jornada (al amparo del artículo 37.6 del Estatuto de los Trabajadores), se considerarán los importes que hubiera percibido en los conceptos señalados de no estar en dicha situación.

Y subrayamos el “haya estado” ya que en ningún sitio se indica que esta situación solo es aplicable para los que estuvieran en reducción de jornada el minuto anterior a la comunicación del ERTE. No hay que ir a ninguna academia de lengua para saber que significa “haya estado”.

Pues bien, una vez hemos puesto en conocimiento de la empresa esta situación nos hemos encontrado con una salida por la tangente más propia de Groucho Marx y sus principios “flexibles” que de alguien que ha razonado la respuesta. Parece que la cosa va de cómicos, aunque para nosotros tiene muy poca gracia.

Os reproducimos el intento de excusa de RR.HH y os invitamos a descubrir dónde decían eso de “Marzo de 2020” que escriben en su respuesta:

“En relación con el complemento a la prestación de desempleo que abona la empresa a aquellos trabajadores afectados tanto por la suspensión del contrato como por la reducción temporal de jornada como consecuencia del ERTE y en concreto respecto de los trabajadores que tenían una reducción de jornada al amparo de lo establecido en el art. 37.6 del ET, el complemento a la prestación de desempleo hasta alcanzar el porcentaje del 82% resulta calculado tomando como referencia el salario de reducción de jornada que tenía antes del ERTE, salvo que dicha reducción se hubiera producido en el mes de marzo de 2020, toda vez que el salario tenido en cuenta en cualquier caso para el complemento es el salario de ese mes.   

Por lo que el salario de referencia utilizado en su caso para el cálculo del complemento es correcto.”

Conclusión: “Estos son mis principios y si no le gustan, tengo otros