Mesa teletrabajo 23 Febrero

Otra reunión de la que no hay mucho que contar. Por desgracia la empresa se sigue enrocanda en leernos su propuesta y no quiere salir de ahí.

La RLPT insistió en que se facilite el material necesario a cualquier persona que lo necesite durante la pandemia, de forma urgente y con independencia de esta negociación, ya que casi la totalidad de la plantilla ha seguido las recomendaciones del gobierno, de Atos y de la OMS evitando así poner en un riesgo innecesario  la salud de los demás y continúa teletrabajando, no siempre con todos los medios necesarios.

La respuesta de la empresa fue nuevamente un rotundo NO, alegando que, el que quiera puede ir a los edificios de la empresa, que están todos abiertos (menos Albasanz 16 en Madrid) y que allí pueden trabajar si no lo pueden hacer en casa. Una muestra más del escaso interés que tiene la empresa por la salud de su plantilla.

Desde la RLPT le hicimos saber a la empresa que estamos preparando una propuesta conjunta y que se la haremos llegar lo antes posible.

Por último, la empresa procedió a leer su propuesta. Tras las primeras dos preguntas por parte de la RLPT para poder comprenderla, parecieron resultar tan molestas que nos contestaron que no iban a responder a nuestras preguntas, “que esto no era el colegio”.

Curiosamente la empresa comentó que todo aquel que sólo solicitara hacer un día de teletrabajo (que estaría por debajo del 30% que el Real Decreto indica) no estaría vinculado a ningún acuerdo, podría hacer lo que quisiera y podría teletrabajar los días que quisiera sin problemas, si su jefe se lo permitía. En resumen, fomentando el teletrabajo ilegal, gratis para la empresa y de amiguismo.

Con esos mimbres tenemos que tejer un acuerdo, por nuestra parte no vamos a escatimar ningún esfuerzo para negociar de buena fe y alcanzar un buen acuerdo.

Tras la reunión, toda la RLPT hemos recibido un correo con una llamada de atención por parte de la empresa, alegando que se han relevado datos de su propuesta. Desde cobas seguiremos informando, como lo estamos haciendo hasta ahora, cumpliendo con nuestra obligación, respetando la veracidad y por supuesto la legislación vigente.

Helpdesk en tiempos de covid

Con la llegada de la pandemia, gran parte de las personas de Atos estamos teletrabajando para evitar contagios, al igual que en muchas ocasiones hemos estado confinados sin posibilidad de salir de nuestra zona sanitaria.

Aunque no disponemos de cifras oficiales, suponemos que la carga de trabajo para las personas que trabajan en el área de Helpdesk se habrá incrementado. Distintas wifis, routers, etc, así como que anteriormente, la persona que tenías al lado en la oficina, te podía ayudar con alguna dificultad que te surgiera.

Todas las informaciones que recibimos de las personas que han tenido alguna incidencia y han llamado al Helpdesk, insisten en que han recibido una excelente atención con gran profesionalidad y vieron solucionado el problema que generó la llamada, donde destaca un muy buen trato humano, que por parte de estos compañero y compañeras a veces requiere de mucha paciencia.

Lamentablemente no van a ser todo buenas noticias, el exceso de carga de trabajo del Helpdesk provoca tiempos de espera elevados, incluso superiores a treinta minutos en algunos casos, lo cual afecta al desarrollo normal de nuestra actividad.

Desde estas líneas instamos a la empresa a reforzar este servicio, imprescindible dada la situación, con el fin de minimizar el nivel de estrés que debido a la carga de trabajo sufren nuestros compañeros y compañeras que prestan este servicio y que en la actualidad están saturadas.

Negociación teletrabajo: Propuesta de la empresa

La empresa no nos permite publicar su propuesta de teletrabajo, pero nada nos impide hacer una primera valoración sobre su contenido.

Ya de entrada, la propuesta es un documento de intenciones para que todo lo relativo al teletrabajo sea una concesión bondadosa de la dirección con aquellas personas que se porten muy bien y que pasen por cualquier aro con tal de teletrabajar.

Es una propuesta que discrimina a colectivos en lugar de puestos de trabajo teóricamente “no teletrabajables”. ¿Por qué excluye colectivos completos cuando el teletrabajo solo debe regirse por la viabilidad del puesto en el que se quiera teletrabajar?

Se limitan al absurdo los días que se puede solicitar el teletrabajo, imponiendo un máximo. ¿Cómo es posible que una empresa en la que normalmente se venía desarrollando y de forma creciente el trabajo a distancia, ahora lo quiera restringir a mínimos que ni sus propios directores iban a poder respetar?

¿Cómo es posible que una compañía que vende herramientas y sistemas de teletrabajo a sus clientes, y con bastante éxito gracias precisamente a vosotros y vosotras que trabajáis y/o teletrabajáis en ello, ahora se descuelgue de lo que vende y retroceda al siglo XX?

La empresa ha incluido en su propuesta el desarrollo de una normativa de registro de jornada para toda la plantilla, teletrabaje o no.

¿Qué sentido tiene desarrollar todas las normas y sistemas de fichajes de la compañía en un documento en el que, por ley, solo hay que desarrollar lo relativo al fichaje en teletrabajo?

Lo único que han alegado es que su sistema, impuesto unilateralmente, no funciona.

Lo que si echamos de menos y que viene contemplado en el RD es:

  • ¿Cómo va a compensar la empresa los costes derivados del teletrabajo?
  • ¿Por qué no contempla proveer a las personas que lo necesiten de los elementos mínimos para poder teletrabajar?

Entendemos que esto es tan solo una propuesta de mínimos y que ahora podremos comenzar a negociar el fondo, como venimos reclamando desde la primera reunión.