15 de junio Jornada Intensiva en Madrid y el 24 de junio festivo en Valencia

Tras la reiterada negativa de la empresa, a aceptar la petición de la RLPT de ampliar la jornada intensiva, finalmente han aceptado cumplir con el Acuerdo Marco.

El Acuerdo Marco es muy claro al respecto, indicando que cuando se produce un exceso de jornada en cómputo anual se debe ampliar la Jornada intensiva. Aunque la empresa ha sido muy reticente a aplicarlo, finalmente hemos recibido el siguiente texto:

“Finalmente, en aras de llegar a un acuerdo en esta materia, se ha optado por lo siguiente:

  • Madrid: Con motivo del exceso de jornada de 1 hora que resulta, se ampliará la jornada de verano al día 15 de junio. Dado que ello supondría la reducción de la jornada en 1 hora y 30 minutos, se deberá recuperar media hora a elección de la persona trabajadora, antes del 31 de diciembre de 2021, previo acuerdo con su manager.
  • Valencia: El día 24 de junio, de manera puntual y excepcional para este año, será un día no laborable para la totalidad de la plantilla de este centro. Por tanto, será preciso que las personas trabajadoras recuperen 3 horas y 30 minutos, conforme elijan voluntariamente y previo acuerdo con su manager, antes del 31 de diciembre.”

Nos parece perfecta la solución planteada en cuanto a los días de jornada, si bien hay un punto que es totalmente inaceptable, y es el hecho de que quieren que las personas recuperen el exceso de jornada, el cual NO se produce.

El Acuerdo Marco especifica claramente que el cómputo máximo anual es de 1760, por lo que en ningún caso hay que recuperar ni un solo minuto.

También resulta “cutre” que, por ejemplo, en Madrid quieran hacer recuperar 30 minutos en un año cuando la mayoría de las personas hace un exceso de horas.

Si se ponen tan “rigurosos” pues habrá que ceñirse al horario y no regalar tiempo a los proyectos para que luego les salgan muy rentables y algunas personas cobren bonus.

745.000 muertes en un año provocado por jornadas de trabajo prolongadas

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT) han presentado esta semana una investigación que pone cifras por primera vez a los fallecimientos que se producen en todo el mundo por realizar largas jornadas de trabajo.

El estudio revela que, en 2016 las jornadas laborales de más de 55 horas semanales provocaron 745.000 defunciones por accidentes cerebrovasculares y cardiopatías isquémicas, una cifra un 29% superior a la que se produjo en el año 2000.

Por primera vez, un estudio científico demuestra lo que venimos denunciando desde la parte social de la empresa, trabajando más horas lo único que se consigue es que la empresa obtenga más beneficios a costa de la salud de la plantilla.

Se nos repite una y otra vez que hay que implicarse más en el trabajo, que hay que dejarse la piel para terminar el proyecto a tiempo, que cuando es necesario hay que echar el resto por la empresa, olvidándose de nuestra salud.

Todo esto se traduce en que tienes que sacrificar el tiempo que deberías dedicar a estar con tu familia, con tus amistades, tiempo dedicado para uno mismo o el cuidado de los tuyos, repercutiendo seriamente en tu salud como queda demostrado en ese estudio.

Como premio a todo ese sacrificio que realizas, esa empresa que te pide esfuerzos y que alega a tu responsabilidad, ahora decide que tienes que recuperar medía hora de la jornada anual, por el día extra de jornada intensiva que tendremos este año.

No debes olvidar, que a la hora de despedir no van a tener en cuenta todas las horas “gratis” que les has regalado, eres un “activo” y si hay que prescindir de ti se prescinde, todo sea por el beneficio de la empresa.

Mira por ti, mira por tu salud y la de los tuyos, no prolongues tu jornada, entra y sal a tu hora, no dejes que las presiones y falsa “implicación” te obliguen a trabajar de más, cumple tu horario y vivirás más.

Podéis leer el estudio al que se hace referencia en:

https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0160412021002208

Protección de datos y el riesgo de su mal uso

No dudamos que Atos protege nuestros datos de carácter personal, no dudamos que están cifrados, que tenemos los mejores antivirus, cortafuegos, etc. Además, deberíamos tenerlo ya que es el producto estrella que vendemos.

Pero ante la persistencia en la cumplimentación de “My Personal Profile” (MPP), nos preguntamos si realmente estos datos se usan correctamente, algo que hemos preguntado en numerosas ocasiones durante los últimos años, sin obtener respuesta.

Por poner un ejemplo, nuestra empresa promueve que tengamos una carrera profesional (IDP) lo cual consideramos positivo, pero por otro lado la propia Atos no siempre pone los medios necesarios para que tu carrera profesional evolucione.

Un clásico ejemplo podría ser el de una persona que tiene una altísima experiencia en Cobol con conocimientos funcionales en Carteras de Divisas, y que dentro de su IDP se acuerda un reciclaje hacia otras tecnologías relacionadas con la digitalización. Hasta aquí bien, pero ¿Qué pasa cuando alguien busca expertos en cobol disponibles?, si… habéis acertado, el IDP pasa a un tercer plano.

Este problema se da cuando algún proyecto requiere algún perfil y utiliza los buscadores de MySkills, etc., y este proyecto ni pertenece a Atos Spain, o además está fuera de tu provincia o incluso de tu país. Esto en algún caso puede implicar que tu IDP se vea comprometido por los intereses de otras empresas del grupo.

Pues eso no debería suceder, los datos que aportamos a la empresa deben ser los “estrictamente necesarios para la ejecución de nuestro contrato laboral” con nuestra empresa, Atos Spain, que es para quien trabajamos.

Otra cosa es que queramos darles la información porque consideramos que es bueno para nuestra carrera, pero no hay porqué ceder toda la información de las personas que trabajamos en Atos Spain, datos incluso de nuestra vida privada y personal (aficiones, foto, etc), algunos no obligatorios, pero te lo piden “por si cuela”.

No sabemos si hay irregularidades, pero la plantilla tiene que saber quién, dónde y con qué finalidad se comparten nuestros datos, con respuestas claras, concretas y entendibles, sin remitirnos a folletos legales o políticas incomprensibles, y usando siempre el mismo canal por el que lo hemos solicitado, como indica la LOPD (Ley Orgánica de Protección de Datos) y el RGPD (Reglamento General de Protección de Datos).

En Alemania, con una normativa muy similar a la española, son muy rigurosos en todo el tema relativo a protección de datos, sin embargo, el “mudus operandi” en Atos Spain podría provocar un mal uso de nuestros datos.

La legislación hay que respetarla y teniendo en cuenta las graves sanciones económicas que pueden acarrear al menos a nosotros, nos preocupa.

Atos: Todo “facilidades” para conciliar.

Como ya os contamos en nuestra publicación del 16 de diciembre , la dirección de RRHH envió un mail a aquellas personas que disponían de reducción de jornada para el cuidado de un familiar dependiente de hasta segundo grado, en el que se le instaba a presentar, antes de la finalización de diciembre, todo un dosier de justificantes para mantener su reducción.

Tras tener conocimiento de esta solicitud, gracias a las personas que nos informasteis, porque por supuesto la empresa no se molestó en informar previamente ni siquiera a la Comisión de Igualdad, solicitamos lo siguiente:

Ampliación de los plazos, dado que las fechas navideñas y con covid de por medio, no era el momento más fácil para poder contactar con la administración y conseguir ciertos documentos.

Revisar y eliminar algunos de los documentos que exigía en primera instancia por considerarlos innecesarios.

Mantenimiento de las reducciones de jornada hasta que la situación se regularizara.

Finalmente, la empresa aceptó ampliar dichos plazos, comprometiéndose a estudiar, caso por caso, para concretar la documentación necesaria para cada situación y poder dar por válida la continuidad de dicha reducción.

El pasado lunes 19 de abril, la Comisión de Igualdad mantuvo una reunión extraordinaria para recibir información del estado de este tipo de reducciones de jornada.

El requerimiento de la empresa fue dirigido inicialmente a 27 personas de las cuales 24 consiguieron la documentación solicitada y dos de ellas no han podido renovar su reducción porque, según argumenta la empresa, estos familiares se encuentran en residencias de mayores.

Nos hemos cansado de debatir desde la Comisión de Igualdad que, en ninguna normativa viene especificado que no se pueda conceder una reducción de jornada para estos casos. Sin embargo, la empresa se ha negado a mantenerlas, dejando en manos de la justicia la concesión de este derecho si es que alguna de las personas afectadas se decide a denunciar.

Por otro lado, en su presentación la dirección presumió de su gran “flexibilidad” con estas personas a las que ha tratado con “gran mimo”.

Sin lugar a dudas, una cosa es presumir de flexibilidad y de dotar de medidas para la conciliación y otra es la realidad que está muy lejos de ser así porque en Atos “facilidades”, no es que se den muchas.

Si eres una de estas personas afectadas y sigues necesitando tu reducción de jornada, como ya hemos explicado, todavía te queda la vía jurídica. En caso de necesitar asesoramiento, puedes contactar con nuestra Sección Sindical: es.cobas@atos.net