Vestimenta pasarela Atos

Como ya os indicamos la empresa nos entregó un documento con el nuevo código de vestimenta que pretendían implementar en Atos y que sorprendentemente nos presentaron en plena situación de confinamiento.

La mayoría de la RLT se niega a asumir dichas exigencias, cuando la empresa ni aporta nada económicamente, ni sube el sueldo a buena parte de la plantilla desde 2008 y ahora encima tenemos un ERTE que afecta a 393 personas.

¿Le pedimos a una persona afectada por el ERTE y cobrando un 82% casi seis meses que encima haga un desembolso económico en ropa? ¿le quitamos a cada persona su estilo personal?…

Lo que queda claro es que no vamos a aceptar ni imposiciones ni sanciones al respecto, dado que lo único que indica nuestro convenio colectivo es que será motivo de sanción leve la “Falta de aseo y limpieza personal”

No obstante, la empresa ya ha publicado el código de vestimenta, por lo que estaremos pendientes de su aplicación.

Complemento ERTE para personas con reducciones de jornada

Tras recibir numerosas consultas de personas con reducción de jornada por cuidados que han sido afectadas por el ERTE, detectamos que la empresa estaba incumpliendo con su propio acuerdo de acompañamiento.

Dentro del apartado: “Mejoras a la prestación por desempleo”, la empresa se comprometía a complementar la prestación por desempleo hasta el 82% del salario, pero además, ampliaba dicha mejora en los casos de Incapacidad Temporal y otras situaciones de suspensión de contrato o reducción de jornada (al amparo del Art. 37.6 del E.T) donde se comprometía a considerar los importes de salario (para el cálculo del complemento de mejora) que se hubiera percibido de no tener dicha reducción.

Una vez comprobados los importes de complemento ERTE abonados por la empresa en estos casos de reducción de jornada, pudimos observar que no se está aplicando este compromiso, la empresa está abonándolo en base a su salario con reducción de jornada, lo que supone en muchos casos una diferencia de complemento ERTE de más de 200€ a favor de la empresa, lo que penaliza sustancialmente el salario de las personas en ERTE que tenían previamente una reducción de jornada.

Todas las personas que nos consultaron han ido reclamando a ERTE_IBERIA el ajuste de estas cantidades, pero para nuestra sorpresa, RRHH ha salido del paso con excusas sin fundamento alguno, dejando en la estacada una vez más a sus trabajadores y trabajadoras, esta vez, a aquellos que por necesidades personales necesitan conciliar.

Finalmente, hemos decidido escalar a la dirección de la compañía este asunto enviando un correo a nuestro CEO Ivan Lozano y a la directora de RRHH, Susana Azores.

Esperamos que finalmente la empresa reconozca su compromiso y regule la situación antes de tener que llevar este asunto por la vía legal.

Si te encuentras en esta situación, reclama lo que es tuyo, contáctanos: es.cobas@atos.net

Código de vestimenta.

Coincidiendo con la época de confinamiento, recibimos un correo sorprendente de RRHH, una consulta sobre una normativa sobre la vestimenta, que la empresa pretende aplicar.

Tras valorar el texto enviado por la empresa, hemos podido comprobar que no se trata de un documento con recomendaciones, sino de uso obligado, con detalles indefinidos sobre qué colectivos deben usar determinadas formas de vestimenta y además con carácter sancionador en caso de incumplimiento.

Dicho Código de vestimenta, pretende por ejemplo determinar si el largo de una falda debe estar a x dedos de la rodilla, si el largo de los pantalones es apropiado, el tipo de calzado que debemos llevar e incluso prohíbe el uso de los tirantes.  

Obviamente, no pretende abonarnos un importe fijo por uniformidad, pero si pretende, de alguna manera que vayamos “semi uniformados”.

Por todo ello, nuestro informe valorativo es contrario a esta normativa y así se lo hemos hecho saber a la dirección.

Os iremos informando de cómo avanza este asunto.

Continúan los problemas por las vacaciones

Tal y como os hemos ido informando, el pasado jueves día 25 de junio,  la dirección de la empresa se comprometió a tomar una serie de medidas para solucionar los problemas producidos con las cancelaciones de las vacaciones solicitadas para la primera enero de 2021.

Su compromiso fue:

  • Mandar un correo aclarando que las vacaciones se pueden solicitar hasta la primera quincena de enero tal y como recoge el Acuerdo Marco.

  • Dar instrucciones a los managers para que aprueben de facto las que estuviesen pedidas para ese periodo.

  • Comunicar las incidencias a la RLT

Pues a fecha de la redacción de este artículo, no han cumplido con ninguno de sus compromisos.

Una vez más, la empresa ha conseguido su objetivo dado que muchas personas han tenido que “aceptar” el cambio forzado por sus responsables, renunciando a este periodo y por consiguiente a su derecho a escoger su tiempo libre. En caso de haber recibido presión al respecto, no dudes en contactar con es.cobas@atos.net