Estética antes que salud

Desde que se inició el proyecto Bamboo, en el que se pretende dar a las oficinas de Atos una falsa apariencia de “empresa moderna”, se está priorizando la estética por encima de la salud.

No importa si tienes un problema de cervicales y te han recomendado una silla con reposacabezas, no se puede porque “rompe la estética”, no importa si los monitores que hay en las mesas están obsoletos, no permiten ajustar la resolución para que se vean bien o directamente no funcionan, ni se te ocurra buscar un monitor que te permita trabajar, que “rompe la estética”, y así con muchos ejemplos más.

A Atos solo le importa la fachada, le da igual tener a la plantilla con malas condiciones, sin subidas de salario, racaneando hasta un ratón o un teclado, lo importante es no “romper la estética”.

Una prueba más de lo poco que le importa a Atos “su gente” y sobre todo la salud de la plantilla, lo importante es que puedan publicar fotos bonitas en las redes sociales y que parezca que esto es una empresa puntera, pero nos tememos que ni así cuela.

Inspección de Trabajo. A vueltas con las cajoneras

Tras la visita sorpresa del día 8 de Julio de la Inspección de Trabajo a raíz de una denuncia interpuesta por Cobas, el pasado día 13 de septiembre acudimos a una citación en la sede de dicha Inspección para tratar cuestiones sobre la documentación solicitada en ese momento a la empresa.

Se revisaron los requerimientos de la Inspección de Trabajo:

  • Dotar a la plantilla de espacios seguros (taquillas, cajoneras, etc.) donde garantizar que los enseres personales no sean accesibles por otras personas.

La empresa alegó que ya estaba solucionado en las plantas tercera y cuarta del edificio, donde se habían instalado taquillas, pero que, en el resto de las plantas, no estaba aún planificada esta instalación por no estar contemplado en los presupuestos.

Apuntaron que Atos estaba en un proceso de separación en dos empresas diferentes y que no sabían cómo esto iba a afectar en “la foto final” de los edificios.

La Inspección instó a la empresa a que le enviara una planificación para solucionar este tema en el resto del edificio.

De momento, la empresa ha indicado que se mantendrán las cajoneras, pero esto no es la solución, ya que no todas tienen llave y eso incumple la resolución de la Inspección de Trabajo.

  • Garantizar que toda la plantilla disponga en su puesto del equipamiento mínimo necesario.

La Inspección no entiende cómo es posible que una empresa, en la que el trabajo que se realiza mayoritariamente requiere pantallas de visualización de datos, no disponga de un stock mínimo de elementos estándar (teclados, ratones, alzapantallas, etc.) para poder reponer o entregar de forma casi inmediata.

Nuevamente la empresa presentó excusas sin sentido, diciendo que son elementos individuales y cada persona tiene que llevarse y traer su teclado.

Ya lo que nos faltaba, cargar con el teclado, ya puestos también podemos llevarnos el monitor (si los hubiera, claro).

  • Falta de componentes de la brigada de equipos de evacuación y planificación del simulacro de evacuación.

Aunque en este caso la empresa si había hecho los deberes y habían completado los equipos de evacuación y realizado el simulacro, recibió un tirón de orejas de la Inspección por no haber recibido dicha información, para ser corroborada.

Bamboo ¿otro despilfarro?

Aunque una vez más la empresa intenta “vender” su programa Bamboo, bajo el paraguas de parecer una empresa moderna, no es ni más ni menos que otra forma de marear a la plantilla y supuestamente ahorrar costes a futuro, aunque a día de hoy solo supone gastos.

La falta de planificación de este proyecto ha provocado que en Julio nos enviaran una comunicación para que todos vaciáramos las cajoneras y las taquillas el 31 de agosto, y ese mismo día, en el que mucha gente ha reorganizado su agenda sólo con el fin de cumplir las exigencias de la empresa, se encuentra con una nueva comunicación en la que se alarga el plazo hasta el 15 de septiembre. El problema no es tanto de fechas, sino mas bien que la empresa demuestra una vez mas que la plantilla le importa poco.

Mientras, seguimos esperando a que la dirección cumpla con lo requerido por la Inspección de Trabajo, proporcionar a la plantilla un espacio con cerradura que al menos se pueda utilizar para poder dejar nuestras pertenencias durante la jornada de trabajo, lo que la empresa llama “uso flexible”.

De cualquier manera, insistimos en el despropósito de esta medida, ya que al tener que cargar a diario con el equipo se generan riesgos evitables como posibles problemas de salud, seguridad por perdidas, daños, robo, etc.

Una vez más, esta empresa deja claro que le importa más la fachada que tener contenta a la plantilla y en lugar de subir los salarios, despilfarran dinero en obras faraónicas innecesarias, como la de Albasanz.

Encuesta de riesgos psicosociales. Datos de participación

El pasado 20 de mayo terminó el plazo para realizar la encuesta de riesgos psicosociales.

En reunión extraordinaria del CSSL (Comité de Seguridad y Salud Laboral) el departamento de prevención de riesgos laborales nos ha informado del porcentaje de participación en la misma.

Como ya sabéis, la encuesta se repitió debido al bajo índice de participación la primera vez que se puso en marcha (22%), seguramente debido a que recursos humanos tuvo la genial idea de hacerla coincidir con la de Great Place to Work.

En esta ocasión, y aunque el índice de participación ha sido mayor (33%) continúa siendo bajo, sobre todo si lo comparamos con la encuesta del 2017 que obtuvo un 55%.

Aun así, se ha decidido por parte del CSSL, compuesto por la empresa y los delegados de prevención, continuar adelante con el proceso, puesto que no creemos que repetir una tercera vez la encuesta vaya a mejorar la participación.

La siguiente fase se basa en la composición de una serie de grupos de trabajo con personas voluntarias de toda la plantilla, en los que quien participe tendrá la posibilidad de exponer su situación con el entorno de trabajo y como afecta a su estado emocional/físico. Esto ayudará en la toma de decisiones de las medidas correctivas a aplicar para mejorar el entorno de trabajo.

Al igual que con la encuesta es muy importante la participación en estos grupos de trabajo, de cara a poder poner soluciones a los problemas en el entorno laboral, por lo que os invitamos a participar.