Acuerdo de Teletrabajo: Continuos incumplimientos

No paramos de recibir información de muchas de las personas que trabajamos en Atos Spain sobre las tropelías que se están realizando al amparo del Acuerdo de Teletrabajo de eficacia limitada firmado por la empresa y UGT:

  • Incumplimiento de los plazos para contestar a la solicitud de teletrabajo (según dicho acuerdo el plazo máximo de es de 30 días laborables a contar desde la recepción de la solicitud).
  • Denegación de teletrabajo por pertenecer a un colectivo, como por ejemplo el Bench.
  • Denegación de teletrabajo inferior al 30%, instando a quien lo solicita a suscribirse al acuerdo de anteriormente mencionado.
  • Negación de la información a toda la RLPT sobre las denegaciones y concesiones de teletrabajo.
  • Denegación para que toda la RLPT pueda participar en la Comisión de Gestión creada para controlar las solicitudes.
  • Cláusulas ilegales en los contratos de teletrabajo.

Y así podríamos seguir ampliando esta lista de incumplimientos.

Nos llama mucho la atención cómo el sindicato firmante, que se autonombró “salvador del teletrabajo” en Atos Spain, ahora, cuando ni siquiera su propio acuerdo se está cumpliendo, callan y no se pronuncian reclamando que se cumpla íntegramente.

El derecho a la información que nos niega la empresa

Como ya sabéis, tras el cambio de dirección de RRHH de la compañía, las relaciones con la Representación Legal de las Personas Trabajadoras (RLPT) ha ido deteriorándose hasta el punto de que se nos ha incluso instado a que la comunicación con la dirección se realice a través de correo electrónico, en lugar de reuniones con un diálogo fluido, como venía ocurriendo en el pasado.

A consecuencia de todo esto, la información que se nos facilita al amparo del Artículo 64 del Estatuto de los Trabajadores cada vez es más parca y escasa.

Ante esta situación y tras haber solicitado en reiteradas ocasiones determinados datos que la empresa se niega a darnos, hemos enviado el siguiente correo reclamando nuestro derecho a la información:

“Buenos días,

Como hemos solicitado en varias ocasiones en el pasado, la empresa está incumpliendo en relación a la información que debe facilitar en virtud del Art.64 del Estatuto de los trabajadores, que especifica el derecho de información y consulta, así como desglosa toda la información que debe ser aportada.

Les emplazamos a que cumplan con sus obligaciones y así permitan a la representación de los trabajadores y trabajadoras, ejercer su labor sindical.

 Un saludo,”

Esperamos que la empresa rectifique y cumpla con sus obligaciones legales, cesando su actitud cada vez más intransigente y poco profesional.

Nuevos despidos en Atos, RRHH cada vez más “inhumano”  

A lo largo de la semana del 13 de septiembre, la dirección ha vuelto a arremeter con nuevos despidos.

Hemos detectado que los mismos se están realizando a través de la herramienta Teams, a pesar de que la gran mayoría de las personas despedidas se encuentran ya en las sedes de la compañía con trabajo presencial.

Esto supone que, cuando se está ejecutando el despido, la persona afectada se encuentre en la “campa” rodeado de sus compañeros y sus compañeras, tenga que abrir en su pantalla los documentos del despido que la empresa le comparte (que son confidenciales) y gestionar el impacto emocional de una noticia tan traumática como esta.

Ante esta fórmula cada vez más fría y deshumanizada, el pasado 15 de septiembre enviamos un correo a la dirección de RRHH indicando lo siguiente:

“Buenos días,

 Ante los despidos acaecidos a lo largo de los últimos días, consideramos que no es una forma de proceder, contactar con la persona despedida y que tenga que ser despedido en la campa donde trabaja delante de todos sus compañeros.

 En primer lugar, porque los documentos que ha de revisar son confidenciales y personales y quedan a la vista de todas las personas de su alrededor.

 En segundo lugar, el impacto emocional que le genera a la persona despedida queda a la vista de todo el mundo y no respeta su intimidad ante esta situación.

 Por otro lado, hemos detectado que, ante la solicitud de la presencia de la RLPT, lejos de esperar a iniciar el despido tras nuestra incorporación, la notificación se realiza sin nuestra presencia a la espera de que nos incorporemos a la reunión. Lo que incumple con la legislación vigente.

 Le solicitamos que, con carácter inmediato modifiquen la metodología de despidos y se informe en una sala tal y como se venía haciendo hasta ahora, permitiendo, además, antes de proceder a informar de dicho despido la incorporación de una persona de la RLPT.

 Un saludo.”

Como ya es costumbre, la dirección aún no ha dado señales al respecto y no nos ha respondido por el momento.

En cuanto a los despidos, cabe destacar que de nuevo son indiscriminados, tanto afectan a personas con o sin proyecto.

Esperando el teletrabajo

Como sabéis, hace unos meses la empresa llego a un acuerdo de eficacia limitada con una de las secciones sindicales, rompiendo así toda posibilidad de continuar con la negociación con la parte mayoritaria de la RLPT (Representación Legal de las Personas Trabajadoras), esto ha podido crear entre los trabajadores y trabajadoras la sensación de que los sindicatos no hacían nada por defender sus derechos en el caso del Teletrabajo.

Se nos comunicó a la plantilla que la solicitud del teletrabajo debería realizarse SOLO a través de esta sección sindical. Lo que no se nos dijo es que según la Ley 10/2021, de 9 de julio, de trabajo a distancia, TODAS las secciones sindicales deben recibir los contratos de teletrabajo y firmar su recibí para poder ser registrados en la oficina de empleo.

La norma dice lo siguiente:

“Artículo 6. Obligaciones formales del acuerdo de trabajo a distancia.

1. El acuerdo de trabajo a distancia deberá realizarse por escrito. Este acuerdo podrá estar incorporado al contrato de trabajo inicial o realizarse en un momento posterior, pero en todo caso deberá formalizarse antes de que se inicie el trabajo a distancia.

2. La empresa deberá entregar a la representación legal de las personas trabajadoras una copia de todos los acuerdos de trabajo a distancia que se realicen y de sus actualizaciones, excluyendo aquellos datos que, de acuerdo con la Ley Orgánica 1/1982, de 5 de mayo, de protección civil del derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen, pudieran afectar a la intimidad personal, de conformidad con lo previsto en el artículo 8.4 del Estatuto de los Trabajadores. El tratamiento de la información facilitada estará sometido a los principios y garantías previstos en la normativa aplicable en materia de protección de datos.

Esta copia se entregará por la empresa, en un plazo no superior a diez días desde su formalización, a la representación legal de las personas trabajadoras, que la firmarán a efectos de acreditar que se ha producido la entrega.

Posteriormente, dicha copia se enviará a la oficina de empleo. Cuando no exista representación legal de las personas trabajadoras también deberá formalizarse copia básica y remitirse a la oficina de empleo.“

Queremos aclarar que en la sección sindical de Cobas no hemos puesto ningún tipo de impedimento que provoque el retraso en la gestión de los contratos individuales de Teletrabajo que se están produciendo. Para Cobas, nuestro principal objetivo es el beneficio de las personas trabajadoras a las que representamos.