Teletrabajo: Desmontando mentiras

Ante el caos provocado por la empresa el pasado martes día 22, vamos a tratar de explicar por qué no hay un acuerdo de teletrabajo para firmar.

En primer lugar, la empresa se ha levantado de la mesa, rompiendo las negociaciones, algo con lo que estaba amenazando desde el primer día si no aceptábamos todas sus exigencias.

En segundo lugar, la RLPT no se ha negado a negociar ni a firmar nada, ni se ha cerrado en ningún punto, es la empresa la que ha dado por concluidas las negociaciones, sin llegar a tener ni siquiera un documento consensuado para firmar. Nosotros queremos seguir negociando para llegar a un acuerdo.

En tercer lugar, nos gustaría dejar muy claro que LAS COMPENSACIONES NUNCA FUERON UN PROBLEMA DURANTE LAS NEGOCIACIONES. ¡Que no te engañen!

El cuarto lugar, algunas de las propuestas de la empresa eran ilegales, dado que pretendía incluso rebajar las condiciones mínimas marcadas por el Real Decreto, como demuestra el hecho de que la empresa pretendía rebajar las condiciones de los contratos de teletrabajo firmados con anterioridad. La empresa ha usado como arma de presión y chantaje los contratos de teletrabajo existentes, suspendiéndolos desde el primer día de la negociación y negándose a adecuarlos al R.D.

Y además hay que aclarar que:

  • La empresa tiene la potestad de mantener el teletrabajo existente, así como conceder nuevos al amparo de la ley sin necesidad de acuerdo con la RLPT.
  • La vuelta a la empresa no tiene nada que ver con el acuerdo de teletrabajo.
  • El retorno a las oficinas ya estaba previsto, simplemente recordad que ya se había pedido a la plantilla retirar las cajas con sus enseres para tener disponibles los puestos de trabajo con vistas a la reincorporación del personal.
  • En Cobas realizamos una encuesta a la plantilla cuyos resultados han marcado nuestras líneas de negociación en todo momento.

Lo poco que teníamos encima de la mesa por parte de la empresa empeoraba sustancialmente lo ya existente, impidiendo teletrabajar mas de tres días, con controles incluso de geolocalización de dudosa legalidad, usando programas espía, saltándose algunos de los puntos obligatorios que indica el R.D., cuándo les interesaba.

Lo que presentaba la empresa convertiría el teletrabajo en un sistema de premio y castigo. Su intención era solo conceder el teletrabajo a quien “trague” con todas sus exigencias (legales o ilegales) y al que no lo haga, se le retira o no se le concede.

Por último, insistir, y así lo indicamos en la última reunión, que queremos seguir con las negociaciones, algo a lo que seguimos abiertos y que está EXCLUSIVAMENTE EN MANOS DE LA EMPRESA.

Resultados encuesta GPTW 2020

El pasado 7 de abril, la empresa convocó a toda la Representación Legal de las Personas Trabajadoras de Atos Spain (RLPT) para presentarnos los resultados de la encuesta GPTW del pasado año 2020. Una breve reunión de 45 minutos.

Lo primero reseñable es, a quién fue dirigida dicha encuesta, según RRHH, se lanzó en pleno ERTE pero solo para las “personas activas” y por lo tanto las personas afectadas por dicho ERTE no fueron invitadas a responderla. La excusa expuesta fue que, la empresa no quería “molestar” con este tipo de correos a estas personas. Curioso cuando muchos de vosotros y vosotras nos habéis contado que para “otros temas” la empresa si tuvo a bien “molestaros” durante el periodo de desempleo.

Según la presentación, esta encuesta abarca 6 grandes bloques:

Credibilidad: la que tiene la dirección frente a la plantilla

Respeto: cómo se sienten o no de respetadas las personas de Atos.

Ecuanimidad: Si los métodos y principios de la empresa son equitativos.

Orgullo de pertenencia a la empresa: Sentimiento de orgullo hacia empresa, hacia el trabajo propio y hacia el equipo.

Compañerismo: Evalúa el ambiente en el lugar del trabajo y entre compañeros.

Otros: Se evalúan una serie de preguntas más generales y algunas que la propia empresa ha querido incluir en este bloque.

A pesar de no haber obtenido ni el 50% de satisfacción de la plantilla, la dirección de Atos considera que los resultados son positivos, simplemente teniendo en cuenta la comparativa del año anterior. Por supuesto no han querido tener en cuenta que a los afectados por el ERTE se les ha negado la oportunidad de responder.

La RLPT preguntó si la empresa va a llevar a cabo alguna acción correctiva para mejorar estos datos, y respondieron que cada año toman acciones aunque no especificaron cuales.  

Los resultados de la encuesta reflejan:

Credibilidad: De 15 preguntas realizas, 11 de ellas no superan ni de cerca el 50% de valoración. En general los mandos superiores quedan bastante mal retratados en su gestión: fallos a la hora de comunicar, falta de claridad al transmitir lo que esperan de nuestro trabajo, no saber llevar de manera competente los proyectos, etc. Ahora se entiende que la empresa no quiera hacer evaluaciones 360º, donde la persona trabajadora también puede evaluar a su manager.

Ecuanimidad: De 12 preguntas, 7 de ellas están por debajo del 30% o apenas lo superan. Las relativas al salario justo, buen trato, favoritismos o politiqueo.

Con relación al trato justo independientemente de la edad, raza, sexo, orientación sexual etc., la empresa si obtiene buena puntuación, sin embargo, en caso de querer reclamar o realizar una queja al respecto, la percepción es que el 65% de los encuestados creen que no serán escuchados.

Orgullo de pertenencia a la empresa: De 11 preguntas, 7 están por debajo del 50%, tan solo un 34 % respaldaría antes su familia y amigos que Atos es un lugar excelente para trabajar. Las preguntas con más valoración son relativas al propio trabajo y al orgullo de cómo lo hacemos o la predisposición de sobreesfuerzo en caso de necesidad.

Compañerismo: De 7 preguntas, 4 de ellas superan el 50%, aquellas que tienen que ver con las relaciones entre compañeros y compañeras. Las puntuaciones por debajo se dan en lo que afecta a la gestión, como la celebración de momentos especiales.

Otros temas: En este bloque se hacen preguntas más generales. De 16 preguntas, 9 están por encima del 50%. Son una vez más aquellas que tienen que ver con la gestión del manager las peor valoradas, por poner un ejemplo, ser valoró con un 39% la oportunidad ofrecida por la jefatura para la promoción interna.

De los comentarios que cada persona pone de manera abierta y anónima, no hemos recibido ninguna información.

Con todo esto, queda de nuevo clarísimo que en todo lo relativo a la gestión, promoción, y valoración ecuánime, Atos Spain está muy pero muy lejos de ser un “gran lugar para trabajar” y que, gracias a los trabajadores y trabajadoras de Atos, se hace más llevadero.

Reunión de teletrabajo 9 de marzo

Este pasado martes 9 de marzo la empresa ha retomado la mesa de teletrabajo que ella misma suspendió la semana pasada.

La empresa inició la reunión informándonos de lo que considera que debemos o no publicar. La representación legal de las personas trabajadoras (RLPT) ni siquiera entramos a debatir, no vamos a perder mas tiempo de estas negociaciones con cosas que no van a ningún lado.

Tras esta puesta en escena, la empresa respondió, ante la propuesta enviada la semana anterior por la mayoría de la RLPT (Cobas, CGT, ELA, LAB y COS), que “tenía muchos puntos y párrafos”, y que como además no había sido confeccionada por toda la RLPT no podían usarla como documento de trabajo, por lo que la negociación se iba a guiar por su propuesta, y sobre ella podíamos hacer nuestras aportaciones. Esto es lo que entiende la empresa por negociación.

El resto de la reunión transcurrió con la empresa exponiendo el primer apartado de su documento, sobre el cual, de los varios puntos que contiene, la RLPT fue indicando su postura. En teoría la empresa fue tomando nota de ello, sin entrar en valoraciones. Terminó la reunión sin saber si la empresa ha aceptado nuestras aportaciones.

Una “anécdota” curiosa fue que la empresa llegó a decirnos que por la parte de los sindicatos firmantes de la propuesta conjunta sólo tenía que hablar uno, intentando una vez más decirnos como tenemos que hacer nuestro trabajo.

Esperamos que de una vez salgamos del bucle de discusiones absurdas y se entre a negociar de verdad.