745.000 muertes en un año provocado por jornadas de trabajo prolongadas

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT) han presentado esta semana una investigación que pone cifras por primera vez a los fallecimientos que se producen en todo el mundo por realizar largas jornadas de trabajo.

El estudio revela que, en 2016 las jornadas laborales de más de 55 horas semanales provocaron 745.000 defunciones por accidentes cerebrovasculares y cardiopatías isquémicas, una cifra un 29% superior a la que se produjo en el año 2000.

Por primera vez, un estudio científico demuestra lo que venimos denunciando desde la parte social de la empresa, trabajando más horas lo único que se consigue es que la empresa obtenga más beneficios a costa de la salud de la plantilla.

Se nos repite una y otra vez que hay que implicarse más en el trabajo, que hay que dejarse la piel para terminar el proyecto a tiempo, que cuando es necesario hay que echar el resto por la empresa, olvidándose de nuestra salud.

Todo esto se traduce en que tienes que sacrificar el tiempo que deberías dedicar a estar con tu familia, con tus amistades, tiempo dedicado para uno mismo o el cuidado de los tuyos, repercutiendo seriamente en tu salud como queda demostrado en ese estudio.

Como premio a todo ese sacrificio que realizas, esa empresa que te pide esfuerzos y que alega a tu responsabilidad, ahora decide que tienes que recuperar medía hora de la jornada anual, por el día extra de jornada intensiva que tendremos este año.

No debes olvidar, que a la hora de despedir no van a tener en cuenta todas las horas “gratis” que les has regalado, eres un “activo” y si hay que prescindir de ti se prescinde, todo sea por el beneficio de la empresa.

Mira por ti, mira por tu salud y la de los tuyos, no prolongues tu jornada, entra y sal a tu hora, no dejes que las presiones y falsa “implicación” te obliguen a trabajar de más, cumple tu horario y vivirás más.

Podéis leer el estudio al que se hace referencia en:

https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0160412021002208

25 de Mayo – Nueva reunión teletrabajo, esto es lo que hay…

Parece que la empresa tiene muchas prisas por cerrar la mesa negociación del acuerdo de teletrabajo e intenta apretar a empujones la negociación sin importarle mucho el resultado.

En esta ocasión, la empresa nos presentó lo que llamaron su “propuesta mejorada” con los puntos que la empresa quiere contemplar.

Cabe destacar lo siguiente:

Se mantienen en un sistema mixto de máximo 3 días de teletrabajo, aunque finalmente acepta mantener el teletrabajo al 100% de las personas que ya lo tuvieran. En caso de que alguna persona solicitara excepcionalmente esta modalidad, se estudiaría previamente.

La empresa mantiene su sistema de discriminar el derecho al teletrabajo por colectivos y no por el desarrollo del puesto de trabajo.

Por otro lado, exige como requisito para poder teletrabajar, tener hechos los cursos obligatorios, haber cumplimentado IDP y una evaluación con un resultado superior a 3. Ya sabemos lo que implica supeditar algo a la evaluación.

En cuando al desarrollo del puesto en teletrabajo, la empresa quiere poder requerirte a una reunión presencial avisándote hasta las 18:00h del día anterior, por lo que no respetaría la jornada de trabajo de quienes salen antes de esa hora, por ejemplo a las 17:30 o quien tenga una reducción de jornada. Según el planteamiento de la empresa, una persona que teletrabaje debería estar hasta las 18:00h. revisando su correo por si le citan, sin poder por ello ejecutar su derecho a desconectar después de su horario de trabajo.

En cuanto a las herramientas de trabajo, la empresa pretende que los elementos esenciales tales como pc, software y licencias o el mantenimiento se consideren como un coste adicional para la empresa, cuando estos elementos se dan por defecto a toda la plantilla y con esto justificar el incumplimiento del RDL en cuanto al abono de una compensación de gastos.

Finalmente, la empresa aclaró que la Mutua atenderá aquellos casos de las personas que teletrabajen menos de un 30% en 3 meses y que tengan un accidente laboral en sus domicilios durante la jornada laboral. Cobas considera que de no tener un compromiso por escrito para poder teletrabajar, puede suponer incluso que, si no acudes a tu puesto de trabajo te puedes encontrar con un despido.

La empresa nos instó a dar una respuesta sobre su “propuesta mejorada” el próximo jueves, sin embargo, finalmente se decidió trasladar la reunión al próximo martes.

Ya estamos trabajando en la revisión de la propuesta punto por punto para intentar llegar a un acercamiento y conseguir un acuerdo de Teletrabajo.

Veremos si existe flexibilidad también por parte de la dirección.

Reunión mesa de teletrabajo 18 de mayo, Esto son lentejas

Una nueva entrada en lo que ya parece un Diario de Bitácora, puntualmente, otro martes más, se ha celebrado la reunión de la mesa de teletrabajo, aunque en esta ocasión el comienzo ha sido bastante distinto a lo que estamos acostumbrados.

Una vez comprobados los asistentes, la RLPT (Representación Legal de las Personas Trabajadoras) realizó una declaración en contra de los despidos y de su influencia o impacto negativo en el ánimo de la plantilla.

Este tipo de acciones no son más que otro método de presión, como el de suspender el teletrabajo a quien lo tenía concedido. La RLPT solicitó a la representante de la empresa que hiciera llegar el mensaje a la dirección. Como era de esperar su respuesta fue a la defensiva, insistiendo en que no era el lugar para hablar de eso, que en esta mesa sólo se habla de teletrabajo y que no era su cometido el llevar mensajes a la dirección.

Tras esta discusión abordamos la cuestión pendiente de la reunión anterior relativa a si la Mutua cubriría un accidente de una persona que esté trabajando en casa, sin un contrato de teletrabajo ni ningún tipo de autorización por escrito, algo que la empresa sostiene que no es ningún problema.

La respuesta que dio la Mutua es que trasladará la consulta a sus servicios jurídicos, así que parece que no está tan claro que no pase nada. Este es un tema que nos preocupa mucho en Co.bas y lo hemos dicho e insistiremos continuamente. Trabajar desde casa sin que quede constancia por escrito, puede suponer que en caso de accidente la Mutua no lo cubra como Accidente Laboral, e incluso que se tenga un problema por no haber asistido a vuestro puesto de trabajo. Por mucho que la empresa os diga que no pasa nada, no debéis de creerlo, legalmente no estáis cubiertos, ni las buenas palabras ni las buenas intenciones sirven de nada.

Nuevamente solicitamos en esta reunión que la empresa aclarara si los plazos del proceso del teletrabajo se consideran días naturales o laborables.

El siguiente punto por tratar, a petición de la empresa, fue el del sistema de registro de jornada. No entendemos el tratar este tema en un acuerdo de teletrabajo ya que este punto afecta a toda la plantilla y se debe tratar en una mesa específica.

Respecto a la Desconexión Digital, la RLPT reiteró que esta no es la mesa para ello, a pesar de la insistencia de la empresa, que solo intenta aplicar el criterio más beneficioso para ella a la hora de decidir qué asuntos se pueden tratar en las reuniones. La empresa se ha comprometido a enviar un texto a los miembros de la mesa para intentar consensuar un redactado más genérico.

Para finalizar la reunión, la empresa sorprendió a todos informándonos que va a entregar su propuesta final, aparentemente no negociable.

Esperemos que la empresa no se cierre en su propuesta y admita contraofertas, que es de lo que trata una negociación, desde luego por nuestra parte vamos a seguir negociando e intentando llegar a un acuerdo justo por el bien de la plantilla.

Comienzan los despidos en Atos Spain

Hace unos meses la empresa hizo el “paripé” creando una mesa sobre “ajuste de plantilla” que fue totalmente vacía, sin ningún contenido y que rompió sin explicación alguna.

Tras el final del ERTE y del plazo de 6 meses de “compromiso de empleo” que el Real Decreto Ley (RDL) indicaba, a la dirección de RRHH de nuestra empresa le ha faltado tiempo para comenzar con despidos y ayer 17 de mayo mandó al paro sin rubor alguno a 16 personas, como si el dinero que suele llegarles de París para “ajustar plantilla” les estuviera quemando en las manos.

La dirección de esta compañía ni siquiera se ha molestado en tratar con la RLPT (Representación Legal de las Personas Trabajadoras) otra fórmula distinta, menos agresiva, con bajas voluntarias o un acuerdo de prejubilaciones, como hacen otras empresas, más interesadas por las personas que han dado todo su esfuerzo durante años. A Atos todo esto le importa poco. Los trabajadores y trabajadoras somos un número en lugar de personas, y nos ven como un “gasto” que puede generar rentabilidad.

Como siempre que esto sucede, los despidos han sido indiscriminados, gente en proyecto o en Bench y con antigüedad diversa, aunque bastante amplia, pero no existe aparentemente un criterio claro para despedir.

Cuál es el “modus operandi”:

  1. Primero te convocan a una reunión de trabajo online
  2. Te encuentras con una serie de personas casi todas ellas desconocidas y sobre la marcha te envían un mail con una serie de documentos: carta de despido, propuesta de finiquito, documento de devolución de activos y algún otro documento más dependiendo de la persona despedida.
  3. Nos hemos encontrado que están utilizando dos fórmulas para despedir, en la primera te piden que confirmes con un mail la recepción de los documentos y que indiques que no estás conforme, sin enviar en principio ningún documento hasta su revisión. En la segunda, te solicitan que firmes con la PKI la carta de despido y finiquito y que pongas en el texto del mail, pero no en el propio documento, que “no estás conforme”.  Esta fórmula deja a la persona despedida totalmente desprotegida ante la ley dado que los documentos legales (carta de despido y finiquito) tan solo contienen una firma de “aceptación”. Os recomendamos que no aceptéis esta opción.

Con todo esto y dada la gravedad de lo que implica una mala decisión sobre nuestro despido, te recomendamos que solicites nada más empezar la reunión la presencia de la RLPT para que te asista y asesore en el despido. En Co.bas te ayudaremos en todo el proceso, así como en la revisión de los datos económicos y legales.